Limpieza de cristales

 La limpieza de cristales es una tarea que en principio parece simple de realizar, pero es muy fácil dejar huellas y sombras, de modo que puede quedar peor si no se hace de manera correcta y con el instrumental adecuado.

Instrumental necesario para limpiar cristales.

Imprescindible:

  • Haragán.

  • Mojador/borrego.

  • Cubo con agua.

  • Limpiacristales.

  • Papel.

  • Amoniaco.

  • Jabón de lavavajillas.

Opcional:

  • Rasqueta pequeña (de uso profesional).

  • Palo extensible/alargador.

  • Guantes de látex o nitrilo.

  • Disolvente (para pegatinas de cristales nuevos).

Deberemos intentar que cuando limpiemos cristales no dé el sol directamente. Si el día es nublado (sin amenaza de lluvia) y además hace fresquito, es cuando mejor pueden quedar.

Pasos a realizar:

  1. Echamos en el cubo el preparado para enjuagar los cristales. En LLEGRAU ponemos agua, amoniaco y jabón de lavavajillas. Dicha mezcla crea mucha espuma; hace función desincrustante.

  2. Con el borrego, mojamos el cristal que queremos limpiar. Debemos retirar la espuma lo antes posible, para evitar que la suciedad se pegue nuevamente. En invierno la temperatura facilitará que no se seque tan rápidamente. En cambio en verano tendremos que darle una segunda pasada, si se secase. Hay que tener en cuenta que hay que escurrir el mojador, quitando el excedente de la mezcla líquida, ya que de éste modo nos ahorraremos tener charcos de agua. En su defecto podemos usar algún producto limpiacristales, pero dependerá del usuario y de la zona, ya que no es lo mismo limpiar un espejo del aseo o una cristalera que una ventana exterior.limpieza de cristales

  3. Si hay suciedad pegada, como excrementos o pegamento (tras fin de obra), estando el cristal húmedo podemos usar una rasqueta pequeña de uso profesional. Ir con especial cuidado de no rallar el cristal. Las pegatinas se pueden quitar con un papel mojado en disolvente. Cuidado con los vapores que suelta.

    limpieza con rasqueta

  4. Con el haragán, también llamado regleta de goma, iremos retirando la superficie mojada. Hay siempre que ir de arriba a abajo, ya que por motivos obvios, si pasamos por una zona ya limpia, se volverá a mojar. Con un movimiento de juego de muñeca, podemos ir de izquierda a derecha y volver, sin prácticamente despegar el haragán del cristal. Si lo hacemos, hay que limpiar la goma con papel o bayeta para evitar rastros.

  5. Una vez quitada el agua, con un papel seco (que NO deje pelusilla) secaremos el cristal. Ahí empezaremos por bajo, que es donde se habrá acumulado el agua.

secar cristales

Para que queden impecables, previamente a todo esto podemos haber limpiado los marcos y las persianas.

Esperamos que os resulte útil esta información y dejéis los cristales impecables. Si no, siempre podéis darnos un toque y os lo dejamos nosotros como los chorros del oro.

¿Qué usáis vosotros? ¿Limpiacristales de pistola o el método de haragán + borrego?

Categorías: Cristales
PROCESIONARIA DE LOS PINOS
284 visitas
Curiosidades de las ratas
1396 visitas
Consejos para solteros (II)
839 visitas